DETECTIVE PRIVADO: HERRAMIENTA DE GRAN VALOR EN LA LUCHA CONTRA EL FRAUDE EMPRESARIAL

on 05 May 2017

 

Si históricamente el fraude empresarial ha supuesto un quebradero de cabeza para el desarrollo de cualquier negocio, en tiempos de crisis como los que estamos viviendo el problema se agudiza, pues aumentan las necesidades del potencial defraudador y por tanto las posibilidades de que las compañías sufran agresiones tanto internas como externas.

El informe del Detective Privado (profesional de la investigación privada legalmente habilitado) supone una herramienta de gran valor para prevenir el fraude, o bien neutralizarlo en caso de que ya exista; aporta información para la toma de decisiones (prevención) y supone un medio de prueba ante los tribunales de justicia (neutralización).

 

Normativa y valor jurídico.

La profesión de Detective Privado está regulada por la Ley 5/2014 de Seguridad Privada, estableciendo determinadas funciones de investigación, exclusivas y excluyentes, a la figura del detective.

Art. 5. Actividades de Seguridad Privada:

1. Constituyen actividades de Seguridad Privada.

h) la investigación privada, en relación a personas, hechos o delitos perseguibles solo a instancia de parte.

2. Los despachos de detectives podrán prestar, con carácter exclusivo y excluyente, servicios a los que se refiere el párrafo h) del apartado anterior.

Art. 48. Servicios de investigación privada:

1.1 Los servicios de investigación privada, a cargo de detectives privados, consistirán en la realización de las averiguaciones que resulten necesarias para la obtención y aportación, por cuenta de terceros legitimados, de información y pruebas sobre conductas y hechos privados relacionados con los siguientes aspectos.

a) los relativos al ámbito económico, laboral, mercantil, financiero y en general, a la vida personal, familiar o social, exceptuada la que se desarrolle en los domicilios o lugares reservados.

c) la realización de averiguaciones y la obtención de información y pruebas en relación a delitos solo perseguibles a instancia de parte, por encargo de los sujetos legitimados en el proceso penal.

Por otra parte la Ley de Enjuiciamiento Civil reconoce al detective como Testigo Cualificado, expresando en su art. 265.1.5:

 “A toda demanda o contestación habrán de acompañarse……los informes, elaborados por profesionales de la investigación privada legalmente habilitados, sobre hechos relevantes en que aquellas apoyen sus pretensiones…”

Existen infinidad de sentencias en los distintos órdenes jurisdiccionales (algunas de ellas basadas fundamentalmente en la prueba aportada por el detective) que reconocen y avalan su labor:

Tribunal Supremo. Sentencia de 6 de Noviembre de 1990:

“Los detectives privados son medio de prueba, de habitual utilización ya, en ocasiones, instrumento dotado de exclusividad, para el eficaz control por el empresario, de los deberes exigibles al trabajador” 

 

Ámbitos de actuación.

Aunque la ley es amplia en cuanto a la actuación del Detective Privado, en los últimos años la profesión ha sufrido una gran transformación, adaptándose a las nuevas necesidades del mundo empresarial, rompiendo tópicos y mentalizando a sus clientes de la aportación de valor para la toma de decisiones clave dentro de las organizaciones en muchas de sus áreas de gestión: bajas fingidas, competencia desleal, hurtos internos, localización de personas y patrimonio, etc.

En el ámbito de compliance, son frecuentes ya comprobaciones sobre la solvencia y veracidad de los datos aportados por un futuro socio con el que se van a iniciar relaciones mercantiles, o un futuro empleado que vaya a ocupar un puesto de relevancia, o la infiltración de detectives como empleados que les permita obtener información desde dentro y que no llega a la dirección de la empresa, fundamental para tener una valoración real de lo que está ocurriendo y poder tomar decisiones. 

Además de demostrar el compromiso de la empresa con la generación de una cultura ética, con investigaciones encaminadas a mitigar los riesgos en pro de una mayor transparencia y la prevención/detección de posibles actos delictivos que pudieran suponer responsabilidad penal de la persona jurídica.

Cada vez son más las empresas que contratan detectives, conscientes de que la inversión en investigación privada puede ser altamente rentable para sus intereses.

 

César Martín

Director Gerente

Castellana Detectives

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

  Acepto las cookies de este sitio